Las cinco personas que conoces en el cielo (película)

“Todos los finales son también principios
sólo que no lo sabemos en ese momento.”

Eddy, después de morir, realiza un viaje por el cielo en el que se encuentra con cinco personas que de alguna forma han estado relacionadas con su vida. Lo que cada una de estas personas le ofrece supone un nuevo aprendizaje para Eddy, que al final acabará entendiendo el sentido de la vida que acaba de dejar.

Interesante película en la que se explora la temática de la muerte desde el punto de vista de alguien que acaba de morir. En ella se plantean cuestiones como: el sentido de la muerte, la aceptación de la nueva situación (estar muerto), la retrospectiva vital (desde una perspectiva diferente a la antroposófica), el perdón, el sacrificio, el amor, qué es el cielo, la tarea básica que se lleva a cabo durante parte del recorrido postmorten (entender la vida) y la idea de que todos estamos conectados de alguna manera.

Es una película estupenda para trabajar a partir del segundo ciclo de la ESO. Su guión guarda muchas perlas de sabiduría espiritual que pueden ser motivo de reflexión y diálogo.

 

A continuación señalo algunos de los momentos más interesantes:

[…] No puedes hablar cuando llegas. Una pequeña lección de Dios, creo. Así escuchas mejor.”
Al nacer tampoco podemos hablar…

[…] Empiezas aquí con las mismas sensaciones que tenías en la tierra.”
Esta frase hace referencia al estado, aún muy cercano a la Tierra, y a las “pulsiones” que aún perviven en el ser tras la muerte. Según la ciencia espiritual este ser estaría atravesando la experiencia del Kamaloca  donde tendrá que depurarse, liberándose de todo lo que le relaciona con su última encarnación.

[…] Sí, has muerto”.
Muy importante estas palabras que le dice la primera persona en el cielo a Eddie. Es importante explicar a los difuntos que han muerto, sobre todo si se trata de una muerte inesperada ocurrida por un accidente. Las personas que mueren así, no se dan cuenta de que están muertas y sufren porque no entienden lo que está pasando cuando ven a sus familiares sufrir o llorar por ellos. Por ello, es importante comunicarle al difunto que está muerto, dirigiéndose a él en primera persona: “Fulanito has muerto”. Acto seguido conviene indicarle que se dirija hacia la luz, ya que él, en su desconcierto ante la nueva situación, no sabe lo que hacer y puede quedarse vagando, intentando mantenerse cerca de lo que fue su vida terrenal.

Otra cuestión interesante es cuando Eddy pregunta al primer personaje cuánto tiempo hace que ha muerto, a lo que éste le contesta: –“Un minuto, una hora, mil años…”– haciendo referencia a que el tiempo es una medida terrestre y que en el mundo espiritual el tiempo no se percibe de la misma manera. Cuando Eddy se encuentra con el segundo personaje también se alude a este hecho, ya que el personaje tiene la misma apariencia que tenía la última vez que Eddy le vio muchos años atrás.

[…]“El tiempo no es lo que crees que es. Tampoco morir. Creo que es como todo eso de Adán y Eva. La primera noche de Adán, cuando se tumbó a dormir, seguro que pensó:- se acabó-.  Sus ojos se cierran.  El mundo desaparece, se ha ido. Él no sabe lo que es dormir. A la mañana siguiente se despierta, todavía tiene el mundo pero ahora tiene algo más. Tiene su ayer.”
A partir de este párrafo puede iniciarse una reflexión sobre el concepto de tiempo y sobre el verdadero sentido de la muerte.

[…] “¿sabes algo terrible? Estoy muerto pero me siento sano, fuerte como siempre fui”
Hace referencia a lo que en el ocultismo se conoce como la esfera de Mercurio, en la cual el ser se libera de todas las enfermedades.

[…] “¿Por qué no me morí?”- No era tu momento
Interesante frase para reflexionar acerca del sentido de la vida y de la muerte así como para iniciar un diálogo/debate sobre el destino.

“La gente piensa en el cielo como un jardín del Edén. Montañas, ríos… pero ¿Qué es un paisaje sin consuelo? Este es el mayor regalo que Dios puede dar: poder entender tu vida en la tierra. Por eso estás aquí. Cuando yo morí otros cinco iluminaron mi vida y luego vine aquí a esperarte para contarte mi historia, que se vuelve parte de la tuya.”
Este fragmento suscita preguntas a cerca del concepto de cielo y  propone la idea de la existencia de una  interconexión personal. Esta idea está presente a lo largo de toda la película a través del encuentro con otros personajes y con sus historias y se refuerza al final del film con las palabras: “El mundo está lleno de historias pero las historias son sólo una.” Quizá sea esta la idea fundamental que plantea la película: cada individuo forma parte de un todo; todos somos Todo.

Muy importante también el fragmento “Este es el mayor regalo que Dios te puede dar: poder entender tu vida en la Tierra”. Este mensaje tan fundamental se expone con tanta sencillez que casi puede pasar inadvertido, pero tras él se esconde el verdadero sentido de parte de nuestro recorrido cósmico como seres espirituales tras la muerte.

[…] “Ya ves Edwuard, este no es tu cielo, es el mío”
Ahonda en la idea de cielo y propone la existencia de diferentes “cielos”. Más adelante, según Eddy va encontrándose con más personas nos damos cuenta de que cada uno ha elegido su cielo.

Durante el encuentro con la segunda persona:
[…] – “¿usted se quedó aquí? – Si, esperándote. – El hombre azul también dijo eso. – Claro, él también tenía algo que enseñarte y ahora ha seguido adelante. Yo me preparo para hacer lo mismo- Dígame ¿De qué se trata? – De sacrificio (…) el sacrificio no es algo de lo que avergonzarse, es algo de lo que sentirse orgulloso. Si la gente deja de sacrificarse unos por otros pierden lo que les hace humanos. Es lo más noble que hacemos.- Usted lo perdió todo. – Bueno, es lo que tiene el sacrificio. A veces cuando estás perdiendo algo sólo se lo estás pasando a otra persona.”
Se vuelve a tratar la idea de la interconexión personal y también plantea la cuestión de la existencia de “guías” en el mundo espiritual, los cuales nos orientan y nos enseñan en el desempeño de nuestras tareas.

[…] “El daño que hacemos a otros también nos lo hacemos a nosotros mismos. Cuando llegaste aquí por primera vez ¿Te acuerdas cómo te sentiste? – No tenía dolores ni tenía preocupaciones, ni odio. -Eso es porque nadie nace con ira. La formamos a lo largo de los años con las cosas que no decimos a nadie, con las cosas que enterramos. Cuando morimos el alma se libera de eso, es libre para ver la verdad. – Entonces ¿qué tengo que hacer? – Tienes que perdonar.”
El aprendizaje que realiza Eddy con el segundo y el tercer personaje es el perdón. Este hecho tiene relevancia en dos sentidos: en primer lugar, Eddy queda liberado de la rabia y la frustración que le dominó durante gran parte de su vida. En segundo lugar, este perdón permite al segundo personaje continuar con su camino. De esta manera se plantean varias de las tareas con las que el ser se encuentra tras la muerte: la primera, la tarea de abandonar todo lo que le une a su vida terrestre, dejando atrás sentimientos pasados, costumbres, etc; la segunda hace referencia a cuestiones kármicas.

[…] “No hay razón para escupir aquí. No hay razón para fumar. Viejos hábitos supongo…”
Esta frase profundiza en la idea de la liberación de los hábitos y costumbres terrenales que en el mundo espiritual se convierten en cadenas para el ser. Si durante la vida no somos capaces de controlar costumbres y adiciones éstas nos controlarán a nosotros. Por ello, una vez que muramos, seguiremos teniendo esas necesidades terrenales que ya no podremos satisfacer porque  careceremos de cuerpo físico, lo que provocará un profundo sufrimiento al ser que buscará medios para satisfacer esas necesidades terrenales. Eso hará que se mantenga cerca del plano terrestre impidiendo que continúe con su evolución espiritual. Es normal que detrás de un fumador en la tierra haya un montón de espíritus fumadores.

[…] “¿Entiendes ahora por qué estás aquí pequeño? –  (…) Y ahora tengo que pagar ¿No?- ¿Pagar? – Por mi pecado…por eso estoy aquí,  justicia.-  No, no, no. Estás aquí para que yo te enseñe algo. Cada una de tus cinco personas tiene una cosa que enseñarte para iluminarte. Al final lo que no entendiste en vida lo entenderás.”
Esta frase resulta interesante porque pone de manifiesto la idea de culpa y penitencia cristiana. Eddy piensa que tiene que pagar por lo que hizo, sin embargo el hombre azul le hace ver que no hay castigo, sólo comprensión, entendimiento de las consecuencias que tienen nuestras acciones.

[…] “Pero no es justo, fue mi propia estupidez al correr de ese modo. Debí morir yo, no tú.- La justicia no gobierna la vida y la muerte. Si lo hiciera, ningún hombre bueno moriría joven jamás. Durante mi tiempo en la tierra también murieron personas en mi lugar: un accidente de avión en el que debía ir yo, un incendio en un edificio del que había salido una hora antes… No hay actos al azar. Estamos todos conectados. De ahí sale el bien -¿El bien? ¿Qué salió de ahí? Moriste. – Pero…Tú viviste.- Yo apenas te conocía. Éramos extraños. – Los extraños son como familia que todavía tienes que conocer.”
Este es un párrafo muy intenso en el que se vuelve a plantear el sentido de la muerte y la indiscutible igualdad de todo ser ante ella. Además, también se ahonda en la idea de la interconexión personal.

[…] -¿Qué es lo que recuerdas de ese momento, cuando moriste? – Flotaba y colores. Colores como jamás he visto.-“
Con esta breve frase Eddy describe el abandono del cuerpo físico (lo que nos aporta la materialidad) y lo que podría ser el mundo astral.

[…] “El amor perdido sigue siendo amor. Toma una forma diferente; no le coges las manos, ni puedes alborotarle su cabello, pero cuando esos sentimientos se debilitan otro despierta: la vida, la memoria. La memoria se convierte en tu compañera y la abrazas, bailas con ella. La vida tienen que acabar, el amor no.”
La cuarta persona con la que se encuentra Eddy le enseña el gran poder del amor. Intenta transmitirle que lo único que mantiene a los seres unidos y que permanece más allá de la muerte es el amor. Si el amor es auténtico sus lazos nos mantendrán unidos a los que queremos POR SIEMPRE.

¡Que disfrutes de la película!

Anuncios

5 pensamientos en “Las cinco personas que conoces en el cielo (película)

  1. Hola, me gustó mucho tu post sobre esta película que se ve muy interesante, ¿podrías enviarme más datos de ella? necesito verla, pero también datos para buscarla, actores, director, su nombre completo, De verdad siento que necesito verla, por lo que dices aquí está de acuerdo con lo que yo pienso de esa experiencia.

    Me gusta

    • Hola,
      muchísimas gracias por tu comentario. Al parecer había algún problema con la localización completa del post. Si pinchas en recursos didácticos-cine-drama accederás al post completo de la película donde encontrarás un enlace directo para verla.
      Estoy segura de que te gustará.

      Me gusta

      • No obstante aquí te dejo la ficha técnica:
        Título original: The Five People You Meet in Heaven
        Año: 2004
        Duración:155 min.
        País: Estados Unidos
        Director: Lloyd Kramer
        Guión: Mitch Albom (Novela: Mitch Albom)
        Música: David Hirschfelder
        Fotografía: Kramer Morgenthau
        Reparto: Jon Voight, Ellen Burstyn, Jeff Daniels, Dagmara Dominczyk, Steven Grayhm, Michael Imperioli, Lynn Kressel
        Productora: Hallmark Entertainment

        Me gusta

Comparte tu experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s