Con preguntas en los bolsillos

Todas las despedidas son diferentes, pero intuyo, que en la de esta mañana, algo ha ocurrido dentro de mí.

Durante la ceremonia siempre suelo tener los oídos colapsados por un tumulto de germanismos que se amontonan esperando a ser comprendidos, así que, normalmente, me dedico a observar. Me encanta escuchar con la mirada y ver con el alma; de esta manera puedo acceder Sigue leyendo