“Hospicio. Al final lo que cuenta es el hombre.”

La semana pasada, como cada otoño, los hospicios de Berlín abrieron sus puertas para recibir a curiosos e interesados. Durante siete días se ofrecieron, repartidos por todos los hospicios de la ciudad: charlas, seminarios, talleres, visitas guiadas, etc. con el único objetivo de acercar a las personas el día a día de estos lugares y de sus habitantes.

IMG_2689 Entra en un hospicio→

Anuncios