¿Cuántas veces he de morir?

Hoy una nueva muerte arremete contra mí. Ésta resulta ya familiar pero es distinta. No importa cuántas veces pueda uno morir por la misma causa; cada muerte siempre se lleva algo distinto. Cada muerte nos cambia, nos transforma, nos moldea… o nos moldeamos nosotros en la ardua tarea de la reposición de los pedazos de nuestra alma. Como un jarrón desquebrajado en mil pedazos que en el intento de Sigue leyendo