Ahora, él es Mundo

Hace apenas una semana el familiar de una amiga cruzó el Umbral. Aunque escasos, los momentos que compartimos fueron suficientes. Hoy recuerdo con cariño sus palabras: “cuando sea viejito yo también quiero hacer música contigo”.

Querido M.: no te dio tiempo a ser viejito, pero eso no ha resultado impedimento para que pudiéramos hacer música juntos. A penas cruzabas el Umbral de la muerte, ya oía yo tu canto:

Versos susurrados de alma a alma;
mi mano y tu palabra en comunión.
Entre la lira, alguna chanza.
El resultado: de corazón.

Aquí os dejo nuestra composición: Ahora, él es Mundo (Clica para acceder al texto.)

Anuncios

Comparte tu experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s